fragmento del primer capitulo!

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

fragmento del primer capitulo!

Mensaje  graciegra el Mar Feb 15, 2011 12:35 am

capitulo 1

El Maestro


“Sólo café, por favor.”
La camarera arqueó sus cejas dibujadas. “¿No quiere nada para comer?” preguntó. Su acento era marcado, su actitud desilusionada.
Simon Lewis no podía culparla; probablemente ella estaba esperando una mejor propia de la que iba a conseguir con una sola taza de café. Pero no era su culpa que los vampiros no comieran.
A veces, en restaurantes, ordenaba comida de todas formas, sólo para conservar la apariencia de normalidad, pero el martes en la noche, cuando Veselka estaba casi vacío de otros clientes, no parecía valer la pena la molestia. “Sólo el café.”
Con un encogimiento de hombros la camarera cogió su menú laminado y se fue a solicitar su orden. Simon se sentó en la dura silla de plástico del restaurante y miró alrededor. Veselka, un restaurante de la Novena Calle y la Segunda Avenida, era uno de sus sitios favoritos en el Lower East Side—un restaurant de barrio antiguo empapelado con murales blanco y negro, donde dejaban que te sentaras allí todo el día siempre y cuando ordenaras café con un intervalo de media hora. También servían lo que una vez había sido sus favoritos pierogi vegetariano y borscht , pero esos días estaban atrás.
Eran mediados de octubre, y acababan de poner sus decoraciones de Halloween—una señal oscilante que decía ¡TRUCO O BORSCHT! Y un falso vampiro recortado en cartón apodado Conde Blintzula . Hubo una vez en que Simon y Clary habían encontrado hilarantes las cursis decoraciones navideñas, pero el Conde, con sus falsos colmillos y capa negra, no impresionaba a Simon de tan divertido que era, nunca más.
Simon miró hacia la ventana. Era una noche fresca, y el viento soplaba hojas a través de la Segunda Avenida como puñados de confeti tirado. Había una chica caminando por la calle, una chica en uno ajustado abrigo con cinturón, con el cabello largo y negro que volaba en el viento. La gente se giraba a mirarla cuando ella pasaba. Simon había visto a chicas como ella, antes en el pasado, ociosamente preguntándose donde iban, con quien se encontrarían. No chicos como él, lo sabía seguro.
Excepto esta. La campanilla en la puerta frontal del restaurant sonó cuando la puerta se abrió, e Isabelle Lightwood entró. Sonrió cuando vio a Simon, y se acercó a él, encogiéndose de hombros se sacó el abrigo y lo colgó del respaldar de la silla antes de sentarse. Bajo el abrigo estaba usando uno de los que Clary llamaba sus “típicos conjuntos de Isabelle”: un ajustado y corto vestido de terciopelo, medias de red, y botas. Había un cuchillo atrapado en lo alto de su bota izquierda que Simon sabía él era el único que podía verlo; aún así, todos en el restaurant la estaban observando mientras ella se sentaba, echando el cabello hacia atrás.
Lo que fuera que estuviera usando, Isabelle atraía atención como un espectáculo de fuegos artificiales.
La hermosa Isabelle Lightwood. Cuando Simon la había conocido, había asumido que ella no tenía tiempo para chicos como él. Resultó estar mayormente en lo correcto. A Isabelle le gustaban los chicos que sus padres desaprobaban, y en su universo eso quería decir Submundos—hadas, hombres lobos, y vampiros.
Que ellos hubieran estado saliendo regularmente durante el último mes o dos, lo asombraba, incluso si su relación estaba limitada mayormente a encuentros poco frecuentes como este. Y aunque no podía evitar preguntarse, si nunca hubiera cambiado a vampiro, si su vida entera no se hubiera alterado en ese momento, ¿estarían saliendo en absoluto?
Ella metió un mechón de cabello detrás de su oreja, su sonrisa brillante. “Te ves bien.”
Simon lanzó una mirada hacia si mismo en la superficie reflectante de la ventana del restaurant. La influencia de Isabelle era clara en los cambios en su apariencia desde que habían estado saliendo. Le había obligado a deshacerse de sus sudaderas con capucha a favor de las chaquetas de cuerpo, y sus zapatillas de deporte a favor de botas de diseñador. Las cuales, de paso, costaban trescientos dólares el par. Él todavía usaba sus características camisetas con frases—ésta decía LOS EXISTENCIALISTAS LO HACEN SIN MOTIVO—pero sus vaqueros ya no tenían agujeros en las rodillas y los bolsillos rotos. También había dejado el cabello largo para que ahora cayera sobre sus ojos, cubriendo su frente, pero eso era más por necesidad que por Isabelle.
Clary se burlaba de él por su nuevo look; pero, además, Clary encontraba todo acerca de la vida amorosa de Simon en el límite de lo hilarante. No podía creer que estuviera saliendo con Isabelle de cualquier forma seria. Por su puesto, tampoco podía creer que también estuviera saliendo con Maia Roberts, una amiga de ambos que había resultado ser una mujer lobo, de un modo igualmente serio. Y realmente no podía creer que Simon aún no le hubiera dicho a ninguna de ellas acerca de la otra.
Simon no estaba realmente seguro de cómo había pasado. A Maia le gustaba venir a su casa y usar la Xbox—ellos no tenían una en la abandonada estación de policía donde la manada de hombre lobo vivía—y no fue hasta la tercera o cuarta vez que lo había visitado que ella se había inclinado y le había dado un beso de despedida antes de irse. Él había estado complacido, y luego había llamado a Clary para preguntarle si necesitaba decírselo a Isabelle. “Averigua lo que está pasando contigo e Isabelle,” dijo ella. “Luego cuéntale.”
Este había resultado ser un mal consejo. Había pasado un mes, y él aún no estaba seguro de qué estaba pasando con él e Isabelle, así que no había dicho nada. Y cuanto más tiempo pasaba, más incómoda se volvía la idea de decir algo. Hasta ahora lo había hecho funcionar. Isabelle y Maia no eran realmente amigas, y raramente se veían la una a la otra.
Desafortunadamente para él, eso estaba a punto de cambiar. La madre de Clary y su viejo amigo, Luke, se casarían en unas semanas, y tanto Isabelle como Maia estaban invitadas a la boda, una perspectiva que Simon encontraba más aterradora que la idea de ser perseguido a través de las calles de Nueva York por una furiosa multitud de vampiros cazadores.
“Así que,” dijo Isabelle, sacándolo de un golpe de su ensimismamiento. “¿Por qué estamos aquí y no en Taki’s? Te sirven sangre ahí.”
Simon hizo una mueca ante su volumen. Isabelle no era nada si no sutil. Afortunadamente, nadie parecía estar escuchando, ni siquiera la camarera quien volvió, dejando de golpe una taza de café en frente de Simon, miró a Izzy, y se fue sin tomar su orden.
“Me gusta estar aquí,” dijo él. “Clary y yo solíamos venir aquí cuando ella estaba tomando clases en Tisch. Tienen borscht y blintzes geniales—son como bolas de masa de queso dulce—además está abierto todo el día.”
Isabelle, sin embargo, estaba ignorándolo. Estaba mirando más allá de su hombro. “¿Qué es eso?”
Simon siguió su mirada. “Eso es el Conde Blintzula.”
“¿Conde Blintzula?”
Simon se encogió de hombros. “Es una decoración de Halloween. El Conde Blinzula es para los niños. Es como el Conde Chocula, o el Conde en Plaza Sésamo.” Sonrió antes su mirada en blanco. “Ya sabes. Él enseña a los niños cómo contar .”
Isabelle estaba sacudiendo la cabeza. “¿Hay un programa de TV donde a los niños se les enseña a contar por un vampiro?”
“Tendría sentido si lo hubieras visto,” murmuró Simon.
“Hay una base mitológica para tal interpretación,” dijo Isabelle, cayendo en el modo de conferencia de los Cazadores de Sombras. “Algunas leyendas aseguran que los vampiros están obsesionados con contar, y que si derramas granos de arroz en frente de ellos, tendrán que detener lo que están haciendo y contar cada uno. No hay verdad en eso, por supuesto, no más que eso del ajo. Y los vampiros no tienen asunto enseñándole a los niños. Los vampiros son terroríficos.”
“Gracias,” dijo Simon. “Es una broma, Isabelle. Él es el Conde. Le gusta contar . Ya sabes. ‘¿Qué comió hoy el Conde, niños? Una galleta de chips de chocolate, dos galletas de chips de chocolate, tres galletas de chips de chocolate...’”
Hubo una ráfaga de aire frío cuando la puerta del restaurant se abrió, dejando entrar otro cliente.
Isabelle se estremeció y alcanzó su pañuelo de seda negro. “No es realista.”
“¿Qué prefieres? ‘¿Qué comió hoy el Conde, niños? Un campesino indefenso, dos campesinos indefensos, tres campesinos indefensos...’”
“Shh.” Isabelle terminó de anudar su pañuelo alrededor de su garganta y se inclinó hacia adelante, poniendo su mano en la muñeca de Simon. Sus grandes ojos oscuros estaban repentinamente animados, de la forma en que sólo se animaban cuando ella o estaba cazando demonios o pensando acerca de matar demonios.” “Mira hacia allá.”
Simon siguió su mirada. Había dos hombres de pie por la vitrina con frente de vidrio que contenía productos de panadería: gruesas tortas glaseadas, platos de rugelach , y Danesas rellenas de crema. Ninguno de ellos lucía como si estuvieran interesados en la comida, sin embargo. Ambos eran pequeños y dolorosamente flacos, tanto es así que los huesos de sus pómulos sobresalían como cuchillos de sus rostros incoloros. Ambos tenían fino cabello gris y pálidos ojos grises, y usaban abrigos con cinturón color pizarra que llegaban al suelo.
“A ver,” dijo Isabelle, “¿qué crees que son?”
Simon entrecerró los ojos hacia ellos. Ambos le devolvieron la mirada, sus ojos sin pestañas como vacíos agujeros.
“Lucen un poco como gnomos de césped malvados.”
“Son humanos subyugados,” siseó Isabelle. “Pertenecen a un vampiro.”
.
avatar
graciegra
Cazador/a de Sombras

Mensajes : 169
Fecha de inscripción : 27/12/2010
Edad : 20
Localización : dont worry be happy =)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  karenmaro el Mar Feb 15, 2011 3:14 am

Gracias por traducirlo!!!! hace poco estaba "tratando de traducirlo" pero nooooo.............

Y jummmm pobre simon con ese dilema, las dos son "amigas" pero a la vez no lo son de el, cuando se encuentre ese triángulo amoroso en la boda de luke va a ser dinamita!!! yo creo que ahí sí se va a saber las intenciones de cada una...........jejeje. Me voy a reir muuucho.


Gracias de nuevo y espero ansiosamente el capítulo de mañana.

avatar
karenmaro
Cazador/a de Sombras

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 11/09/2010
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  nocturna el Mar Feb 15, 2011 12:32 pm

Si pobre Simon, la que va a liar en la boda...xD al final con quien se quedara?
avatar
nocturna
Subterráneo/a

Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 31/01/2011
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  Rochu el Mar Feb 15, 2011 4:43 pm

Muchas gracias por la traducción :ti: , ya veréis la que se va a montar otra vez XD
avatar
Rochu
Miembro del Círculo

Mensajes : 935
Fecha de inscripción : 09/02/2011
Edad : 23
Localización : En el instituto

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  sandry_love_jace el Mar Feb 15, 2011 7:02 pm

yo te respondo... MAS TEORIIAS!!
geniaaaal hace mucho que no teniamos cosas con lsa que comernos las cabezas!!!
me encanta simon(mentira) ahora juega a 2 bandas y le parece bien.... me voy a reir cuando se enteren izzi y maia... :ti: :ti:

sandry_love_jace
Miembro de la Clave

Mensajes : 1999
Fecha de inscripción : 22/08/2010
Edad : 21
Localización : madrid

Ver perfil de usuario http://nefilimsenlasombra.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  ClaaRy(LL)JaaCee el Mar Feb 15, 2011 7:17 pm

:hola:
muxaas graciiaaas x traDuuciirLooo!
jajaja es ciieerto poBree Simon... La Qee va a Liiaar!
avatar
ClaaRy(LL)JaaCee
Subterráneo/a

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 14/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  sandry_love_jace el Mar Feb 15, 2011 7:29 pm

como que pobre¿?¿?¿?!!!!!!!!!!!!!!!!
se lo tiene bien merecido antes me caia mal pero ahora que encima esta jugando con las 2.. me cae PEOR!!!
uiero ver como se enteran y le persiguen por todo NY para darle una lecccion :ti: :ti: :ti: :ti:

sandry_love_jace
Miembro de la Clave

Mensajes : 1999
Fecha de inscripción : 22/08/2010
Edad : 21
Localización : madrid

Ver perfil de usuario http://nefilimsenlasombra.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  Rochu el Mar Feb 15, 2011 7:32 pm

sandry_love_jace escribió:yo te respondo... MAS TEORIIAS!!
geniaaaal hace mucho que no teniamos cosas con lsa que comernos las cabezas!!!
me encanta simon(mentira) ahora juega a 2 bandas y le parece bien.... me voy a reir cuando se enteren izzi y maia... :ti: :ti:

XD pobrecillo se la van a liar, pero él en realidad está siendo ¿acosado que va hacer?, las que se van a pelear al final van a ser Izzy y Maia vais a ver
avatar
Rochu
Miembro del Círculo

Mensajes : 935
Fecha de inscripción : 09/02/2011
Edad : 23
Localización : En el instituto

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  ClaaRy(LL)JaaCee el Mar Feb 15, 2011 7:36 pm

esoo esooo ! eeL no tiiene Laa cuLpaa Dee Qee Le acoseen ! pobreciLLoo :ti: enciima Qee eL esta siienDoo buenoo ii no aa DejaDo tiiraDaa a ningunaa...
avatar
ClaaRy(LL)JaaCee
Subterráneo/a

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 14/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  maria wayland el Mar Feb 15, 2011 9:08 pm

avatar
maria wayland
Co-Administradores

Mensajes : 594
Fecha de inscripción : 13/11/2009
Edad : 33
Localización : Madrid,Idris,Lima

Ver perfil de usuario http://soycazadoradesombrasylibros.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  yanira el Mar Feb 15, 2011 9:59 pm

je,je,je :malo: ya vereis, se pelearan entre ellas pero al final lo culparan a el .
que maliiiisima que soy...... :maton:
Gracias por la traduccion , pero .... estoy deseando leerlooo..... :T_T: jo
avatar
yanira
Subterráneo/a

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 14/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  graciegra el Mar Feb 15, 2011 11:09 pm

la otra parte

“Son humanos subyugados,” siseó Isabelle. “Pertenecen a un vampiro.”
“‘¿Pertenecen como en... ?”
Ella hizo un ruido impaciente. “Por el Ángel, no sabes nada de los de tu clase, ¿no? ¿Sabes siquiera como son hechos los vampiros?”
“Bueno, cuando una mami vampiro y un papi vampiro se aman mucho el uno al otro...”
Isabelle le hizo una cara. “Bien, sabes que los vampiros no necesitan tener sexo para reproducirse, pero te apuesto que no sabes como funciona realmente.”
“Lo sé también,” dijo Simon. “Soy un vampiro porque bebí un poco de la sangre de Raphael antes de morir. Beber sangre más morir es igual a vampiro.”
“No exactamente,” dijo Isabelle. “Eres un vampiro porque bebiste un poco de la sangre de Raphael, y luego fuiste mordido por otros vampiros, y luego moriste. Necesitas ser mordido en algún momento durante el proceso.”
“¿Por qué?”
“La saliva de los vampiros tiene... propiedades. Propiedades transformadoras.”
“Yech,” dijo Simon.
“No me digas ‘yech’ a mí. Tu eres el con saliva mágica. Los vampiros mantienen a los humanos alrededor y se alimentan de ellos cuando están cortos de sangre—como máquinas andantes de bocadillos.” Izzy habló con disgusto. “Pensarías que estarían débiles de perder sangre todo el tiempo, pero la saliva de los vampiros incluso tiene propiedades curativas. Aumenta su número de glóbulos rojos, los hace más fuertes y saludables, y los hace vivir más tiempo. Ese el por qué no es contra la Ley que un vampiro se alimente de un humano. No les hace daño realmente. Por supuesto de vez en cuando un vampiro decide que quiere más que un bocadillo, quiere un subyugado; y entonces comenzará a alimentar a su humano mordido con pequeñas cantidades de sangre de vampiro, sólo para mantenerlo dócil, para mantenerlo conectado a su amo.
Los subyugados adoran a sus amos, y aman servirles. Todo lo que quieren es estar cerca de ellos. Al igual que tu cuando volviste al Dumont. Eras atraído hacia el vampiro cuya sangre habías consumido.”
“Raphael,” dijo Simon, su voz desolada. “No siento un ansia quemante de estar con él estos días, déjame decirte.”
“No, eso desaparece cuando te conviertes en un vampiro completo. Sólo son los subyugados los que adoran a sus señores y no pueden desobedecerlos. ¿No lo ves? Cuando volviste al Dumont, el clan de Raphael te drenó, y tu moriste, y luego te convertiste en un vampiro. Pero si no te hubieran drenado, si en cambio te hubieran dado más sangre de vampiro, eventualmente te hubieras convertido en un subyugado.”
“Eso es muy interesante,” dijo Simon. “Pero eso no explica por qué nos están mirando.”
Isabelle los volvió a mirar. “Te están mirando a ti. Tal vez su amo murió y están buscando otro vampiro que los posea. Podrías tener mascotas.” Sonrió.
“O,” dijo Simon, “tal vez están aquí por los hash browns .”
“Los humanos subyugados no comen comida. Viven de una mezcla de sangre de vampiro y sangre de animal. Los mantiene en un estado de animación suspendida. No son importales, pero envejecen muy lentamente.”
“Desgraciadamente,” dijo Simon, mirándolos, “no parecen conservar sus looks.”
Isabelle se enderezó. “Y vienen hacia aquí. Supongo que averiguaremos que quieren.”
Los humanos subyugados se movieron como si estuvieran sobre ruedas. No parecían estar dando pasos tanto como deslizarse hacia adelante sin hacer ruido. Sólo les tomó segundos cruzar el restaurant; para el momento en que se acercaron a la mesa de Simon, Isabelle había sacado de repente la daga afilada como pinzón de la parte superior de su bota. Yacía a través de la mesa, brillando bajo las luces fluorescentes del restaurante. Era de plata oscura y pesada, con cruces grabadas a ambos lados de la empuñadura. La mayoría de las armas que repelían vampiros parecían llevar cruces, en la presunción, pensaba Simon, de que la mayoría de los vampiros eran cristianos. ¿Quién sabía que seguir una religión minoritaria podría ser tan conveniente?
“Eso es suficientemente cerca,” dijo Isabelle, cuando los dos subyugados se detuvieron junto a la mesa, sus dedos a pulgadas de la daga. “Expongan su asunto, ustedes dos.”
“Cazadores de Sombras.” Habló la criatura de la izquierda en un susurro silbante. “No sabíamos de ustedes en esta situación.”
Isabelle elevó una delicada ceja. “¿Y cuál situación sería esa?”
El segundo subjugado señaló con un dedo grande y largo a Simon. La uña en el final era amarillenta y afilada. “Tenemos transacciones con el Daylighter.”
“No, no las tienen,” dijo Simon. “No tengo idea de quienes son ustedes. Nunca los había visto antes.”
“Soy el Sr. Walker,” dijo la primera criatura. “Junto a mí está el Sr. Archer. Servimos al vampiro más poderoso en la Ciudad de Nueva York. Al jefe del clan más grande de Manhattan.”
“Raphael Santiago,” dijo Isabelle. “En eso deberías saber que Simon no es parte de ningún clan. Es un agente libre.”
El Sr. Walker sonrió levemente. “Mi amo estaba esperando que esa fuera una situación que pudiera ser alterada.”
Simon encontró los ojos de Isabelle a través de la mesa. Ella se encogió de hombros. “¿No te dijo Raphael que quería que te mantuvieras alejado del clan?”
“Tal vez cambió de opinón,” sugirió Simon. “Sabes como es él. De humor cambiante. Inconstante.”
“No podría saberlo. No lo he visto realmente desde esa vez que amenacé con matarlo con un candelabro. Lo tomó bien, sin embargo. No retrocedió.”
“Fantástico,” dijo Simon. Ls dos subyugaods lo estaban mirando fijamente. Sus ojos eran de un pálido gris blanquecino, como nieve sucia. “Si Raphael me quiere en el clan, es porque quiere algo de mí. También pueden decirme lo que es.”
“No estamos al tanto de los planes de nuestro amo,” dijo el Sr. Archer en un tono altivo.
“No jugaremos a los dados, entonces,” dijo Simon. “No iré.”
“Si no deseas venir con nosotros, estamos autorizados a usar la fuerza para llevarte.”
La daga pareció saltar a la mano de Isabelle; o al menos ella apenas pareció moverse, y aún así estaba sosteniéndola. La hizo girar ligeramente. “No haría eso si fuera ustedes.”
El Sr. Archer le mostró los dientes. “¿Desde cuando los hijos del Ángel se han vuelto los guardaespaldas de los Submundos aislados? Te habría creído por encima de ese tipo de asuntos, Isabelle Lightwood.”
“No soy una guardaespaldas,” dijo Isabelle. “Soy su novia. Lo que me da el derecho de patear sus traseros si lo molestan. Así es como funciona.”
¿Novia? Simon estaba lo suficientemente sobresaltado para mirarla sorprendido, pero ella estaba mirando a los dos subyugados, sus ojos oscuros destellaban. Por un lado, no creía que Isabelle se hubiera referido a si misma como su novia, nunca. Por otro lado, era sintomático cuan extraña se había vuelto su vida que esa fuera la cosa que más lo había sorprendido esta noche, bastante más que el hecho de acabara de ser convocado a una reunión por el vampiro más poderoso en Nueva York.
“Mi amo,” dijo el Sr. Walker, en lo que probablemente pensaba era un tono tranquilizador, “tiene una proposición que hacerle al Daylighter…”
“Su nombre es Simon. Simon Lewis.”
“Para hacerle al Sr. Lewis. Puedo prometerte que al Sr. Lewis le resulatará más ventajoso si está dispuesto a acompañarnos y a escuchar a mi amo. Juro ante el honor de mi amo que ningún daño vendrá a ti, Daylighter, y que si deseas rechazar la oferta de mi amo, tienes la opción libre de hacerlo.”
Mi amo, mi amo. El Sr. Walker decía las palabras con una mezcla de adoración y temor.
Simon se estremeció un poco interiormente. Qué horrible estar tan ligado a alguien más, y no tener voluntad propia real.
Isabelle estaba sacudiendo la cabeza; moduló “no” hacia Simon. Probablemente tenía razón, pensó él. Isabelle era una excelente Cazadora de Sombras. Había estado cazando demonios y Submundos quebrantadores de la ley—vampiros aislados, brujos practicantes de magia negra, hombres lobos que habían corrido salvajes y comido a alguien—desde que tenía doce años, y probablemente era mejor en lo que hacía que cualquier otro Cazador de Sombra a su edad, con la excepción de su hermano Jace. Y había sido Sebastian, pensó Simon, quien había sido mejor que ellos dos. Pero él estaba muerto.
“Está bien,” dijo él. “Iré.”
Los ojos de Isabelle rodaron. “¡Simon!”
Ambos subyugados frotaron sus manos, como villanos en un libro cómico. El gesto en si mismo no fue lo que fue espeluznante, en realidad; fue que lo hicieron exactamente al mismo tiempo y de la misma forma, como si fueran marionetas cuyos hilos fueran tirados al unísono.
“Excelente,” dijo el Sr. Archer.
Isabelle golpeó el cuchillo sobre la mesa con un traqueteo y se inclinó hacia adelante, su brillante cabello negro cepillando la superficie de la mesa. “Simon,” dijo en un susurro apremiante. “No seas estúpido. No hay ninguna razón para que vayas con ellos. Y Raphael es un idiota.”
“Raphael es un maestro vampiro,” dijo Simon. “Su sangre me hizo un vampiro. Él es mi… como sea que lo llamen.”
“Padre, creador, engendrador—hay millones de nombres para lo que él hizo,” dijo Isabelle distraídamente. “Y tal vez su sangre te hizo un vampiro. Pero no te hizo un Daylighter.” Sus ojos se encontraron con los de él a través de la mesa. Jace te hizo un Daylighter. Pero ella nunca lo diría en voz alta; sólo había unas pocas personas de ellos que sabían la verdad, la historia completa detrás de lo que era Jace, y lo que Simon era debido a ello. “No tienes que hacer lo que él dice.”
“Por supuesto que no tengo,” dijo Simon, bajando la voz. “Pero si me niego a ir, ¿crees que Raphael sólo renunciará? No lo hará. Seguirá viniendo tras de mí.” Lanzó una mirada de reojo a los subyugados; parecían estar de acuerdo, aunque podría haber estado imaginándolo. “Me fastidiarán en todos lados. Cuando estoy fuera, en la escuela, en la casa de Clary…”
“¿Y qué? ¿Clary no puede manejarlo?” Isabelle lanzó las manos hacia arriba. “Está bien. Al menos dejarme ir contigo.”
“Por supuesto que no,” la cortó el Sr. Archer. “Este no es un asunto para los Cazadores de Sombras. Esta es una cuestión de los Hijos de la Noche.”
“No permitiré…”
“La Ley nos da el derecho de manejar nuestros negocios en privado.” El Sr. Walker habó con rigidez. “Con nuestra propia especie.”
Simon los miró. “Dennos un momento, por favor,” dijo. “Quiero hablar con Isabelle.”
Hubo un momento de silencio. Alrededor de ellos la vida del restaurante continuaba. El lugar estaba consiguiendo su acometida de noche mientras el cine bajo la manzana daba salida, y las camareras se apresuraba, llevando platos humeantes de comida a los clientes; las parejas se reían y charlaban en las mesas cercanas; los cocineros gritaban órdenes a los demás detrás del mostrador. Nadie los miraba o reconocía que algo extraño estaba pasando. Simon estaba acostumbrado a los glamours ahora, pero no podía evitar el sentimiento a veces, cuando estaba con Isabelle, de que estaba atrapado detrás de un muro invisible de cristal, aislándolo del resto de la humanidad y la rutina diaria de asuntos.
“Muy bien,” dijo el Sr. Walker, retrocediendo. “Pero a mi amo no le gusta que le hagan esperar.”
Se retiraron hacia la puerta, aparentemente inafectados por las ráfagas de aire frío cada vez que alguien entraba o salía, y se pararon ahí como estatuas. Simon se giró hacia Isabelle. “Está bien,” dijo. “No me harán daño. No pueden hacerme daño. Raphael sabe todo acerca de...” Gesticuló incómodo hacia su frente. “Esto.”
Isabelle se estiró a través de la mesa y echó su cabello hacia atrás, su toque más clínico que gentil. Estaña frunciendo el ceño. Simon había mirado la Marca las veces suficientes por si mismo, en el espejo, para saber bien cómo lucía. Como si alguien hubiera pasado un delgado pincel y hubiera dibujado un diseño simple en su frente, justo por encima y entre sus ojos. La forma de ésta parecía cambiar a veces, como las imágenes móviles encontradas en las nubes, pero era siempre clara y negra y de alguna forma de aspecto peligroso, como una señal de advertencia garabateada en otro idioma.
“¿Realmente... funciona?” susurró ella.
“Raphael piensa que funciona,” dijo Simon. “Y no tengo ninguna razón para creer que no lo hace.” Cogió su muñeca y la alejó de su rostro. “Estaré bien, Isabelle.”
Ella suspiró. “Cada parte de mi entrenamiento dice que esto no es una buena idea.”
Simon apretó sus dedos. “Vamos. Tienes curiosidad acerca de lo que quiere Raphael, ¿no?”
Isabelle le dio unas palmaditas en la mano y se echó hacia atrás. “Cuéntamelo todo cuando vuelvas. Llámame primero.”
“Lo haré.” Simon se puso de pie, cerrando la cremallera de su chaqueta. “Y hazme un favor, ¿lo harás? Dos favores, de hecho.”
Ella lo miró con diversión vigilante. “¿Qué?”
“Clary dijo que estaría entrenando en el Instituto esta noche. Si te encuentras con ella, no le digas donde fui. Se preocupará sin ningún motivo.”
Isabelle rodó sus ojos. “Muy bien, bueno. ¿El segundo favor?”
Simon se inclinó y la besó en la mejilla. “Prueba el borscht antes de irte. Es fantástico.”

El Sr. Walker y el Sr. Archer no eran la compañía más habladora. Condujeron a Simon silenciosamente a través de las calles del Lowers East Side, manteniéndose varios pasos por delante de él con su extraño ritmo de deslizamiento. Se estaba haciendo tarde, pero las aceras de la ciudad estaban llenas de gente—saliendo de un turno de noche, apresurándose a casa después de cenar, cabezas abajo, cuellos hacia arriba contra el duro viento frío. En St. Mark’s Place había mesas de juego intaladas a lo largo de la acera, vendiendo de todo, desde calcetines baratos a bocetos a lápiz de Nueva York a humo de incienso de sándalo. Las hojas crujían a través del pavimento como huesos secos. El aire olía como el tubo de escape de los coches mezclado con sándalo, y bajo eso, el olor de los seres humanos—piel y sangre.
El estómago de Simon se apretó. Intentaba mantener suficientes botellas de sangre animal en su habitación—tenía un pequeño refrigerador en la parte trasera de su ropero ahora, donde su madre no podría verlo—para impedirse siempre de tener hambre. La sangre era repugnante. Había pensado que se acostumbraría a ella, incluso que comenzaría a quererla, pero aunque mataba su sensación de hambre, no había nada en ella que disfrutara de la forma en que había disfrutado el chocolate o los burritos vegetarianos o el helado de café. Seguía siendo sangre.
Pero tener hambre era peor. Tener hambre significaba que podía oler cosas que no quería oler—la sal en la piel; el maduro y dulce olor de la sangre exudando de los poros de extraños. Lo hacía sentir hambriento y retorcido y totalmente equivocado. Encorvándose, metió los puños en los bolsillos de su chaqueta e intentó respirar a través de la boca.
Giraron a la derecha en la Tercera Avenida, y se detuvieron en frente de un restaurant cuyo cartel decía CAFÉ ENCLAUSTRADO. JARDÍN ABIERTO TODO EL AÑO. Simon parpadeó hacia el letrero. “¿Qué estamos haciendo aquí?”
“Este es el lugar de reunión que ha elegido nuestro amo.” El tono de voz del Sr. Walker fue suave.
“Huh.” Simon estaba perplejo. “Habría pensado que el estilo de Raphael era más de, ya sabes, organizar encuentros en lo alto de una catedral sin consagrar, o abajo en alguna cripta llena de huesos. Nunca me pareció del tipo de restaurant de moda.”
Ambos subjugados se quedaron mirándolo. “¿Hay algún problema, Daylighter?” preguntó finalmente el Sr. Archer.
Simon se sintió oscuramente regañado. “No. No hay problema.”
El interior del restaurant estaba oscuro, con una barra de mármol a lo largo de una pared. Ningún servidor o mesero se acercó a ellos mientras se abrían paso a través de la habitación hacia la puerta en la parte trasera, y a través de la puerta al jardín.
Muchos restaurants de Nueva York tenían terrazas de jardines; pocas estaban abiertas tan tarde en el año. Esta estaba en un patio entre varios edificios. Las paredes habían sido pintadas con murales trompe l’oeil mostrando jardines italianos llenos de flores. Los árboles, sus hojas se volvían doradas y rojizas con el otroño, estaban colgadas con cadenas de luces blancas, y las ardientes lámparas diseminadas entre las mesas despedían un resplandor rojizo. Una pequeña fuente salpicaba musicalmente en el centro del patio.
Sólo una mesa estaba ocupada, y no por Raphael. Una mujer delgada con un sombrero de ala ancha se sentaba a la mesa cerca a la pared. Mientras Simon observaba preplejo, ella levantó una mano y la agitó hacia él. Él se giró y miró detrás de él; por supuesto, no había nadie. Walker y Archer comenzaron a moverse; perplejo, Simon los siguió cuando cruzaron el patio y se detuvieron a pocos pies de donde se sentaba la mujer.
Walker hizo una profunda reverencia. “Ama,” dijo.
La mujer sonrió. “Walker,” dijo. “Y Archer. Muy bien. Gracias por traerme a Simon.”
“Esperen un segundo.” Simon miró de la mujer a los dos subyugados y de vuelta. “Tú no eres Raphael.”
“Dios mío, no.” La mujer se sacó su sombrero. Una enorme cantidad de cabello rubio plateado, brillante bajo las luces de Navidad, se derramó por sus hombros. Su rostro era liso y blanco y ovalado, muy hermoso, dominado por enormes ojos verde pálido. Usaba largos guantes negros, una blusa de seda negra y falda de tubo, y un pañuelo negro atado alrededor de su garganta. Era imposible determinar su edad—o al menos qué edad debía tener cuando había sido convertida en vampiro.
“Soy Camille Belcourt. Encantada de conocerte.” Extendió una mano enguantada de negro.
“Me dijeron que me encontaría con Raphael Santiago aquí,” dijo Simon, sin estirarse a estrecharla. “¿Trabajas para él?”
Camille Belcourt se rió como una fuente ondulándose. “¡Desde luego que no! Aunque hubo una vez en que él trabajo para mí.”
Y Simon recordó. Pensé que el jefe de los vampiros era alguien más, le había dicho a Raphael una vez, en Idris, se sentía como hace siempre.
Camille aún no ha regresado a nosotros, había contestado Raphael. Lidero en su lugar.
“Tú eres la líder de los vampiros,” dijo Simon. “Del clan de Manhattan.” Se giró hacia los subjugados. “Me engañaron. Me dijeron que me estaba encontrando con Raphael.”
“Te dije que te encontrarías con nuestro amo,” dijo el Sr. Walker. Sus ojos eran vastos y vacíos, tan vacíos que Simon se preguntó si incluso habían querido engañarlo, o si simplemente estaban programados como robots para decir lo que fuera que su amo les dijo que dijeran, y no eran conscientes de las desviaciones del guión. “Y aquí está ella.”
“En efecto.” Camille destelló una brillante sonrisa hacia sus subyugados. “Por favor déjennos, Walker, Archer. Necesito hablar con Simon a solas.”

avatar
graciegra
Cazador/a de Sombras

Mensajes : 169
Fecha de inscripción : 27/12/2010
Edad : 20
Localización : dont worry be happy =)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  a.0503 el Miér Feb 16, 2011 1:04 am

estuvo genial¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡(':XD:')

realmente me encanto, ( que dilema el de simon )(':siento:')
!!!!!!!!pobrecito¡¡¡¡¡¡

no veo la hora de que salga el libro, estos adelantos estan acabando con mis nervios ( ya no tengo uñas)))) jajajajaa¡¡¡¡¡¡¡¡¡ (':T_T:')


en fin, muchisimas gracias por subirlo, no puedo esperar para ver que mas nos traera CoFA, y por supuesto quien sera la elegida de Simon
avatar
a.0503
Miembro de la Clave

Mensajes : 1148
Fecha de inscripción : 07/02/2011
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  karenmaro el Miér Feb 16, 2011 3:26 am

Esto se pone cada vez más interesante!!!!!!!! uyyyyyyyyyy qué emoción.

E Isa ya aceptó ser la novia de Simon!!!!!!!!!!!!! :O_O:

Gracias por traducirlo :aqui:

avatar
karenmaro
Cazador/a de Sombras

Mensajes : 272
Fecha de inscripción : 11/09/2010
Edad : 28

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  curley el Miér Feb 16, 2011 4:09 pm

Archer es el mayordomo de Camille en angel mecanico?El mismo que miraba mal a Magnus?¿jajaja.

curley
Subterráneo/a

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 01/09/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  Niusa el Miér Feb 16, 2011 4:45 pm

Si Isa dice que es la "novia de Simón",pero este se queda de piedra cuando lo oye...nose,nose :no se:
avatar
Niusa
Miembro de la Clave

Mensajes : 2185
Fecha de inscripción : 20/09/2010
Edad : 38
Localización : Idris,Gallaecia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  Rochu el Miér Feb 16, 2011 5:10 pm

A lo mejor son novios pero Simón no lo sabe :ein:
avatar
Rochu
Miembro del Círculo

Mensajes : 935
Fecha de inscripción : 09/02/2011
Edad : 23
Localización : En el instituto

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  sandry_love_jace el Miér Feb 16, 2011 5:23 pm

no creoi que sean novios yo creo que lo ha dicho para que la dejaran hablar con simon y defenderle
ero no veo a isa de las que se comprometen con novios y todo eso..
POR DIOOS!! quiero ya el libro!!! ya no tengo uñas y casi tampoco dedos!!!!
por favoor... y cassie.. pon un fragmento en el que salga JACE :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T:

sandry_love_jace
Miembro de la Clave

Mensajes : 1999
Fecha de inscripción : 22/08/2010
Edad : 21
Localización : madrid

Ver perfil de usuario http://nefilimsenlasombra.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  Rochu el Miér Feb 16, 2011 6:36 pm

sandry_love_jace escribió:n
por favoor... y cassie.. pon un fragmento en el que salga JACE :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T:

+ infinito a eso
avatar
Rochu
Miembro del Círculo

Mensajes : 935
Fecha de inscripción : 09/02/2011
Edad : 23
Localización : En el instituto

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  sandry_love_jace el Miér Feb 16, 2011 9:19 pm

que ya sabemos la historia de simon!!
queremos a JACE!! :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T:

sandry_love_jace
Miembro de la Clave

Mensajes : 1999
Fecha de inscripción : 22/08/2010
Edad : 21
Localización : madrid

Ver perfil de usuario http://nefilimsenlasombra.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  Ann Wayland el Jue Feb 17, 2011 12:42 am

sandry_love_jace escribió:que ya sabemos la historia de simon!!
queremos a JACE!! :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T:
Más Jace más Jace!!! :T_T: :T_T:
avatar
Ann Wayland
Cazador/a de Sombras

Mensajes : 288
Fecha de inscripción : 31/01/2011
Edad : 21
Localización : Ciudad de Cristal (Idris)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  yanira el Jue Feb 17, 2011 3:03 pm


Dios...... :O_O:
Con cada fragmento me estas matando. :T_T:
Quiero mas, Quiero mas, quiero mas........ :T_T: :T_T:
avatar
yanira
Subterráneo/a

Mensajes : 57
Fecha de inscripción : 14/02/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  Rochu el Jue Feb 17, 2011 4:27 pm

Yo ya quiero el libro entero :T_T: y los otros dos y despues que haga mas que también los quiero XD
avatar
Rochu
Miembro del Círculo

Mensajes : 935
Fecha de inscripción : 09/02/2011
Edad : 23
Localización : En el instituto

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  sandry_love_jace el Jue Feb 17, 2011 5:41 pm

ya dije yo!!
que con eso del capitulo ibamos a estar mucho peoor y ibamos a querer mas!!
es horrible!! :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T: :T_T:

sandry_love_jace
Miembro de la Clave

Mensajes : 1999
Fecha de inscripción : 22/08/2010
Edad : 21
Localización : madrid

Ver perfil de usuario http://nefilimsenlasombra.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  sandry_love_jace el Jue Feb 17, 2011 6:43 pm

plis!!!
poner en español el fragmento de ayer!!!
que no lo he encontrado por ningun sitio!

sandry_love_jace
Miembro de la Clave

Mensajes : 1999
Fecha de inscripción : 22/08/2010
Edad : 21
Localización : madrid

Ver perfil de usuario http://nefilimsenlasombra.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: fragmento del primer capitulo!

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.