Sorpresa de parte de Cassie

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sorpresa de parte de Cassie

Mensaje  graciegra el Mar Abr 10, 2012 10:08 pm

Alerta de Spoile
rs

En ingles

Clary was in Jace’s room when he and Sebastian returned to the house. She had found very little during her search. There was nothing in Sebastian’s room that could be considered interesting except some books written in Latin, and her Latin wasn’t good enough to read them. There were pages that looked like they were torn from old guidebooks, illustrated with black and white pen sketches, pinned to the walls, but there seemed no connection between them. In the fireplaces were chunks of ash that looked like the remains of burned photographs, but they crumbled away when she tried to pick them up.
Jace’s room was next, neat as a pin, containing almost nothing of his belongings. There were weapons, but she didn’t recognize them, or the books on the shelves either. His closet was filled with clothes, but like the clothes in the master bedroom, they were largely new: he must have bought them in the past week or so, since price tags still hung from several of them. They were not what she thought of as Jace’s style. He had always dressed simply — things that were plain, solid colors, clothes that fit well but didn’t catch attention. He was gorgeous enough that it didn’t matter, she had always thought; he looked amazing in just jeans and a t-shirt. And he had plenty of those in his closet now, but the shirts had designer labels, the coats and jackets were Burberry and Hugo Boss and Dolce & Gabbana.
Like the clothes in Sebastian’s closet.
Like the expensive clothing Valentine had always worn.
She closed the closet door and sat down on Jace’s bed, telling herself she was being stupid. Designer clothes were nothing to get worked up about. There were other things in the room that spoke of the Jace she had always known — the neatness, the arranging his weapons on top of his dresser in order of size, the books on the nightstand. He always used a thin dagger as a bookmark; that hadn’t changed. The photo of the two of them, stuck to the wall. Even the citrusy soap in his bathroom was the same soap he always used —
She heard steps on the staircase, voices. Sebastian’s rose: “Where is she?”
She barely had time to switch off the light, fling herself down on the bed and curl up with her head on the pillow when the door opened. Jace stood there framed in the hallway glow, Sebastian behind him. She raised herself up on her elbow, blinking sleepily at them despite the racing of her heart. “Did you guys just get back?”
Jace gave Sebastian a look — a look that said clearly: I told you she’d be here. “Didn’t you hear us come upstairs?”
She shook her head. “Sorry, I got tired. I think I’m still exhausted from staying up till dawn the other night.” She looked at Jace demurely. “I was feeling a little lonely, so I thought if I curled up in your bed …”
Do I sound like I mean it? His face had relaxed, but Sebastian was looking at her as if his gaze could piece through her like clear glass, and he was amused at what he saw.
She sat up, shaking her hair back, and reached for the lamp on the nightstand. “Don’t —” Jace began, but she had already flipped it on.
She stiffened. The two boys looked down at her, Jace with some concern and Sebastian with his usual quirky edge of half-amusement. His dark eyes met hers with the message they always held, the one she tried not to read: We know, you and I. We know the truth.
But none of that was what had made her stiffen. It was that both of them were was splattered with blood — there was a smear of it across Jace’s cheek, staining his sleeves, and a rent in his shirt, its edges dark and stiff with dried blood, though the skin underneath was unmarked. Sebastian, though — Sebastian had blood even in his white-silver hair, and on his clothes, and on his hands so thick it looked as if he were wearing red gloves. The silver bracelet he wore around the wrist where his hand had regenerated was spotted with red.
Clary heard her own voice as if from very far away. “What happened?”
“We ran into a little trouble,” Sebastian said. “Nothing we couldn’t handle.” He tilted his head to the side. “You look as pale as a ghost, little sis. Don’t tell me you haven’t seen worse. We’re Shadowhunters. This is what we do.”
“Of course.” Clary spoke mechanically. “I just wouldn’t want you to get hurt.”
“Then you’ve nothing to worry about. Most of this isn’t either of our blood.”
She swallowed against her dry throat. “So whose is it?”


En español:

Clary estaba en la habitación de Jace, cuando él y Sebastián volvieron a la casa. Ella había encontrado muy poco durante su búsqueda. No había nada en la habitación de Sebastián que pudiera ser considerado interesante, salvo algunos libros escritos en latín, y su latín no era lo suficientemente bueno para poder leerlos. Había páginas que parecían que fueron arrancados de viejos libros, ilustradas con dibujos de lápiz en blanco y negro, clavadas en las paredes, pero no parecía haber ninguna conexión entre los libros y esas paginas. En las chimenea habian trozos de ceniza que parecía los restos de las fotografías quemadas, pero se desmoronaron cuando ella trató de recogerlos.

El cuarto de Jace estaba al lado, limpio como siempre, que contienia casi nada de sus pertenencias. Había armas, pero no las reconocio y los libros en los estantes tambien. Su armario estaba lleno de ropa, pero al igual que la ropa en el dormitorio principal (el de Sebastian), eran en gran parte ropa nueva: debe haberla comprado en la última semana o algo así, ya que las etiquetas de precios aún colgaba de varias de ellas. No pensaba que eran del estilo de Jace. El se había vestido siempre, casual, - las cosas que eran de colores planos, sólidos, prendas de vestir que le queden bien, pero sin llamar la atención. Él era lo suficientemente precioso como para que no importara la ropa, ella siempre había pensado en el asi, el lucia increíble en tan sólo unos vaqueros y una camiseta. Y él tenía un montón de ropa en su armario ahora, pero las camisas eran marcas de diseñador. Los abrigos y las chaquetas eran Hugo Boss y Dolce & Gabbana.

Al igual que la ropa en el armario de Sebastián.

Al igual que la ropa cara de San Valentín siempre había llevado.

Cerró la puerta del armario y se sentó en la cama de Jace, diciéndose a sí misma que estaba siendo estúpida. La ropa de diseñador no eran nada para preocuparse. Había otras cosas en la habitación que mostraban al Jace que siempre había sabido: la pulcritud, la organización de sus armas en la parte superior de la cómoda, en orden de tamaño, los libros en la mesilla de noche. Él siempre utilizaba una daga fina como un separador, eso no había cambiado. La foto de los dos de ellos, pegada a la pared. Incluso el jabón de cítrico en su cuarto de baño era el mismo jabón que siempre se utilizaba.
Oyó pasos subiendo la escalera, voces. Sebastián hablo: "¿Dónde está ella?"
Ella apenas tuvo tiempo de apagar la luz, y lanzarse a sí misma en la cama, acurrucándose con su cabeza en la almohada, cuando se abrió la puerta. Jace se quedó enmarcado en el resplandor pasillo, Sebastián detrás de él. Se incorporó sobre su codo, parpadeando adormilada en ellos, a pesar del la velocidad que palpitaba su corazón. "¿Ustedes acaban de regresar?"
Jace le dio una mirada Sebastián - una mirada que decía claramente: Te dije que ella estaría aquí. "¿No nos has oído subir?"
Ella sacudió la cabeza. "Lo siento, me cansé. Creo que todavía estoy agotada de quedarme despierta hasta el amanecer la otra noche. "Miró a Jace con recato. "Me sentía un poco sola, así que pensé que me podía acurrucar en tu cama ..."
¿Suena como si lo digo en serio? Su rostro se había relajado, pero Sebastián la miraba como si su mirada pudiera verla a través de ella tan fácilmente como un cristal, y se divertía de lo que vio.
Se sentó, sacudiendo el pelo hacia atrás, y tomó la lámpara de la mesita de noche. "No -" Jace comenzó, pero ella ya lo había encendido.
Ella se puso rígida. Miro a los dos muchachos, Jace tenia cierta preocupación y Sebastián con su sonrisa peculiar de diversión. Sus oscuros ojos estaban fijos en ella y entendio el mensaje que tuvo esa mirada, el que ella trató de no leer: Lo sabemos, tú y yo sabemos la verdad.
Pero nada de eso era lo que había hecho su rigidez. Es que ambos se estaban salpicados de sangre - una prueba de ello era la mejilla de Jace, sus mangas manchadas, y en su camisa, bordes oscuros y tiesos de sangre seca, aunque la piel por debajo tenía marcas. Sebastián, sin embargo - Sebastián tenía sangre, incluso en su pelo blanco y plata, y en sus ropas, y en sus manos tan espesa que parecía como si llevara guantes rojos. La pulsera de plata que llevaba en su muñeca se había teñido de rojo.
Clary oyó su propia voz como si viniera de muy lejos. "¿Qué pasó?"
"Nos encontramos con un pequeño problema", dijo Sebastián. "Nada que no podíamos manejar." Él inclinó la cabeza hacia un lado. "Te ves tan pálido como un fantasma, hermanita. No me digas que no has visto cosas peores. Somos cazadores de sombras. Esto es lo que hacemos."
"Por supuesto". Clary habló mecánicamente. "Yo simplemente no quiero que te lastimes".
"Entonces no tienes nada de qué preocuparte. La mayoría de esto no es nuestra sangre. "
Tragó saliva en contra de su garganta seca. "¿De quién es?"
avatar
graciegra
Cazador/a de Sombras

Mensajes : 169
Fecha de inscripción : 27/12/2010
Edad : 20
Localización : dont worry be happy =)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sorpresa de parte de Cassie

Mensaje  laurapm96 el Miér Abr 11, 2012 9:17 pm

:O :O :O :O :O :O :O :O ¡¿CÓMO?! Jace, Clary y Sebastian hablando como si nada?? Se ve que Clary los ha encontrado, pero por qué tiene tanta "confianza" con Sebastian como para decirle que no quiere que le pase nada??? Y la sangre? No sé porque, pero tengo el presentimiento que es de alguien que Clary conoce...
Dios dios dios.... que mal... espero que todo salga bien, porque sino, me va a dar algo... :S
avatar
laurapm96
Subterráneo/a

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 01/03/2011
Edad : 21
Localización : Idris.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

OMG!!!

Mensaje  yudith ama jace el Miér Abr 11, 2012 10:50 pm

de que va todo esto? por que esta clary ahi, esta secuestrada o que espera?? nada tiene sentido, A caso sebastian esta obligando a jace a matar pero a quien submundos por la forma en que dijo somos cazadores de sombras y por que clary habla de esa forma con sebastian como finjiendo hay no se ya me dejo mas desesperada esto.

yaaaaaaa necesito leer este libro es una urgencia me esta matando la desesperacion

yudith ama jace
Mundano/a

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 10/07/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sorpresa de parte de Cassie

Mensaje  a.0503 el Vie Abr 13, 2012 1:02 am

me encanto¡¡¡¡¡
aunque supe que no va a estar en el libro, lo cual es una lastima, pero al menos ha sido una gran escena.... Very Happy
avatar
a.0503
Miembro de la Clave

Mensajes : 1148
Fecha de inscripción : 07/02/2011
Edad : 21

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sorpresa de parte de Cassie

Mensaje  M.nephilim el Vie Abr 13, 2012 4:19 am

¿No va a estar? ¿Por qué? :(
avatar
M.nephilim
Parabatai

Mensajes : 351
Fecha de inscripción : 28/04/2011
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sorpresa de parte de Cassie

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.